El PLA, un material sostenible para nuevos productos

El PLA, un material sostenible para nuevos productos

¡Muy buenas Biomelisas y Biomelisos!

Hoy queremos tratar un tema que nos interesa a todos, y que tiene que ver con el cuidado del Medio Ambiente. De él depende la vida de numerosas especies animales, vegetales… y la nuestra propia.

Por eso en Biomelisa estamos muy concienciadas en ofreceros productos que sean siempre respetuosos con la Naturaleza.

De este conocimiento nace la idea de crear una línea de productos propios fabricados con materiales Eco-Friendly, que cubran nuestras necesidades de la manera más natural.

¿Quieres saber de qué se trata? ¡Sigue leyendo!

El plástico: utilidad vs contaminación.

Diariamente usamos una gran cantidad de plástico. Es un material muy útil que tiene infinitas aplicaciones gracias a su fácil maleabilidad: envases y embalajes, fundas, bolsas, fibras textiles, juguetes, muebles, multitud de piezas en sectores como la construcción y el transporte, la maquinaria industrial, un largo etc.

<<El plástico es tan útil como contaminante>>

(Biomelisa)

El daño ambiental que este material provoca es sobradamente conocido. Más del 90% de los plásticos se producen a partir de combustibles fósiles y ocho millones de toneladas acaban en los océanos, en su mayoría a través de los ríos. Cien mil animales acuáticos mueren al año a consecuencia del plástico y la polución que resulta de la producción e incineración de plásticos es igual a las emisiones de 190 centrales eléctricas de carbón.

A pesar de que el reciclaje de plásticos es una práctica habitual, la contaminación que provocan sigue agravándose, por lo que es necesario buscar una alternativa sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

En este contexto aparece el PLA.

¿Qué es el PLA?

Fabricación

El PLA, también llamado ácido poliláctico, es un bioplástico que se fabrica con materias primas naturales y renovables ricas en azúcares.

Se utiliza para su elaboración el almidón que se extrae de plantas como el maíz, la caña de azúcar o la remolacha. Este almidón se convierte en dextrosa mediante la adición de encimas. Después se fermenta con microorganismos en ácido láctico, lo que da lugar a la polilactida o ácido poliláctico (el PLA).

Características

Sus cadenas  moleculares son similares a los plásticos creados a base de petróleo, por lo que sus características son muy parecidas:

  • Fácil maleabilidad, se puede formular para ser rígido o flexible.
  • Es resistente a la humedad y la grasa.
  • Crea una barrera que no transmite sabor ni olor.
  • Es estable ante la luz ultravioleta, de manera que los productos creados con él no se decoloran.
  • Su inflamabilidad es baja.

Historia

El PLA no es un material nuevo, fue creado en 1932 por Wallace Carothers, un científico que trabajaba para Dupont (empresa líder en el sector de la química), y patentado por esta empresa en 1954.

Sin embargo, el coste de producción era muy elevado. Es ahora, cuando los avances en la fermentación de la glucosa han permitido bajar esos costes, cuando su fabricación se ha puesto en marcha.

Aplicaciones

Sus aplicaciones son infinitas, sin embargo hay sectores donde se usan comúnmente:

  • En el sector textil: se utiliza para crear telas de tapicería y toldos.
  • En la industria médica: se ha usado en cirugías desde hace más de 20 años. Sobre todo en implantes y suturas.
  • Impresión 3D: es el material más usado en impresiones y diseños tridimensionales.
  • Empaquetado: se usa como envase para alimentos, bolsas, botellas…

Nueva línea de productos en Biomelisa ¡Novedad!

Como ya hemos dicho, nuestro interés por el Medio Ambiente nos lleva a buscar productos y soluciones naturales para la vida diaria, y las características del PLA nos abren nuevas posibilidades. Por ello hemos creado varios artículos que esperamos que sea el comienzo de una nueva línea en Biomelisa.

Te presentamos varias creaciones hechas con filamento de PLA. Los 3 tipos de jaboneras que visualizas los puedes conseguir de regalo en la nueva edición de la Biobox Primavera 2021.

Para saber más sobre los productos, te invitamos a leer las descripciones dentro de cada producto.

Una Alternativa Natural y Sostenible

Si hablamos de PLA, tenemos que hacer una puntualización. A menudo se dice que es un material biodegradable. En otras ocasiones se considera compostable.

¿Biodegradable o Compostable?

Un material biodegradable es aquel que se descompone por si sólo en la naturaleza, bajo unas condiciones ambientales específicas, por la acción de agentes biológicos, como el sol, el agua, las bacterias, las plantas o los animales.

Un material compostable es todo material orgánico que debe ser procesado en una planta de compostaje para descomponerse y convertirse en compost (abono orgánico), sometiéndolo a un proceso biológico controlado con unas condiciones ambientales específicas. Este material resultante de la descomposición no es tóxico ni tiene efectos negativos para el medio ambiente.

El PLA se podría definir como biodegradable, pero necesita unas condiciones atmosféricas concretas: la temperatura debe ser entre 50º y 70ºC y la humedad relativa mínima del 70%.

Por lo que se requiere una planta de compostaje que cree estas condiciones específicas. Por otro lado, aunque sí expulsa dióxido de carbono a la atmósfera en su degradación, lo hace en muy poca cantidad, y es fácilmente absorbido por las plantas, por lo que no supone un problema para el medio ambiente.

La buena noticia es que ya hay compañías, como la canadiense Genecis, que están investigando para desarrollar filamentos que se degraden en entornos naturales. Otras muchas trabajan también con filamentos de PLA reciclados.

Las claves de su sostenibilidad

<<La clave para que el PLA sea realmente sostenible es la responsabilidad>>

(Biomelisa)

Por una parte la buena elección de los filamentos de PLA con los que se elaboren los productos. Así, es importante elegir filamentos en los que que los aditivos agregados para su fabricación sean 100% biológicos, como son los desperdicios de mejillones, trigo o granos de café, y no contengan elementos químicos. Esto hará que las emisiones que se produzcan al procesar estos materiales sean inocuos. En este contexto los fabricantes europeos siguen estrictamente las normas marcadas para la protección de la salud y el Medio Ambiente.

Por otro lado, es importante que las empresas que los fabriquen, y las plantas de compostaje, utilicen energías renovables. El PLA en sí mismo ya se obtiene a partir de recursos renovables y 100% naturales, por lo que su fabricación supone menores procedimiento industriales. Además este proceso requiere hasta un 50% menos de recursos energéticos para su fabricación que el plástico creado con recursos fósiles.

Y por supuesto, un uso responsable de los productos que se fabriquen con este material. Esto es algo que nos atañe a todos. Utilizar elementos reutilizables, de larga vida útil, es esencial para reducir la contaminación y contribuir a la protección de nuestro planeta.

Deseamos que te haya gustado este artículo. Te animamos a que nos comentes cualquier duda o aportación. ¡Te leemos y contestamos!

Muchas gracias por leernos

¡Feliz día!

Biomelisa

¡Síguenos en Redes Sociales!

Únete a «Biomelisa ECO» nuestra comunidad privada donde recibirás notificaciones con información del momento.

«Biomelisa ECO» un nuevo medio de difusión con el que podrás estar [email protected] en todo momento y donde sólo recibirás nuestras noticias actualizadas.

¡Únete desde aquí!

2 Comentarios
  • Anónimo
    Posted at 23:32h, 24 marzo Responder

    ¡Qué chulas las jaboneras!!! Me ha gustado mucho el diseño

    • Tamara
      Posted at 11:43h, 25 marzo Responder

      Nos alegramos mucho de que te gusten!!! Son un diseño único y exclusivo de Biomelisa

Publicar un comentario

Únete a la lista de espera We will inform you when the product arrives in stock. Please leave your valid email address below.
Necesitas iniciar sesión para unirte a la lista de espera.