Ingredientes tóxicos en cosmética convencional

La larga historia del uso de los cosméticos nos ha ido desvelando la presencia de ingredientes tóxicos que afectaban a la salud de quienes los utilizaban. A medida que se van descubriendo nuevos problemas sanitarios, los ingredientes que los producen se van abandonando y sustituyendo por otras sustancias que ofrecen mayor seguridad sanitaria. 

 

Ingredientes tóxicos ¿qué son? 

Los ingredientes tóxicos en cosmética son aquellas sustancias presentes en la formulación del producto que pueden ocasionar desde lesiones oculares o dérmicas, hasta tener efectos carcinogénicos y mutagénicos, pasando por asma y problemas hormonales e inmunitarios. 

 

Su presencia en los productos cosméticos, o bien está prohibida, o bien está limitada a cantidades mínimas consideradas “dosis seguras” por los organismos reguladores. 

 

Muchas veces pensamos que lo natural es sinónimo de salud, pero entre los ingredientes tóxicos puede haber tanto sustancias de síntesis como sustancias naturales. 

 

Además, muchos de estos ingredientes tienen efectos contaminantes en el medio ambiente. 

 

Ingredientes tóxicos ¿por qué nos interesa descubrirlos? 

Mantener el buen estado de nuestra piel y su higiene son importantes para nuestra salud y para nuestra buena apariencia. 

 

La piel no es una barrera infranqueable. Nuestra piel tiene la capacidad de absorber sustancias y hacerlas llegar hasta nuestro torrente sanguíneo y sistema linfático. A su vez, la piel también tiene la función de eliminar sustancias y regular la temperatura. El buen estado de la piel supone salud. 

 

La aplicación de cosméticos permite que los principios activos del cosmético actúen en los niveles profundos de la piel para mantenerla en condiciones adecuadas. Ahora bien, los principios activos del cosmético necesitan de otras sustancias, que sirven como vehículos, para poder penetrar en la piel. 

 

En los cosméticos, además, hay otros ingredientes que se utilizan para la conservación del producto y/o para darle una textura adecuada para su uso. Estos ingredientes también son absorbidos por nuestra piel y pueden introducirse en el torrente sanguíneo y en el sistema linfático. 

 

Así pues, al igual que cuidamos nuestra alimentación para evitar enfermedades que puedan afectar a nuestro organismo, debemos ser conscientes de los efectos que sobre nuestra salud pueden producir los ingredientes cosméticos. 

 

Por otro lado, si desayunamos, de vez en cuando, un cruasán de mantequilla, nuestra salud no se resiente pero, si lo hacemos con asiduidad, el colesterol se nos sube hasta las nubes. Algo semejante ocurre con los cosméticos. Si abusamos de su uso, pueden producirse efectos no deseados que nos obliguen a interrumpir su aplicación. 

 

Ingredientes cosméticos bajo sospecha 

A continuación, os indicamos los ingredientes tóxicos utilizados en cosmética, con sus ventajas (¿?), sus perjuicios y con qué nombre se suelen identificar en la lista (INCI) de ingredientes.

Necesitas iniciar sesión para unirte a la lista de espera.